Mitos y Verdades

El comer sánamente cuesta más

¡Comer sánamente usualmente cuesta menos! Las comidas rápidas, como las cenas congeladas y la comida chatarra, al igual que las papas fritas y los aderezos, son muy caros y usualmente son altos en grasa y sodio.

Mantén esos alimentos fuera de tu carrito de compras, y verdaderamente estarás ayudando a estirar tu presupuesto.

Los alimentos “dietéticos” o “para diabéticos” no tienen azúcar

Los alimentos “dietéticos” o “para diabéticos” algunas veces son bajos en grasa, sal o azúcar; pero la mayoría de las veces simplemente son versiones reducidas de los alimentos ordinarios como las galletas.

No se puede juzgar a un alimento por las palabras “dietéticos” o “para diabéticos”.

Un buen consejo es leer las etiquetas para darnos cuenta de cuáles son los ingredientes y cuántas calorías, grasa o sodio contienen.

Comer sánamente es muy caro por los alimentos raros y complicados del menú

¡Comer sánamente ES MUCHO MÁS BARATO! Cuando evitamos comprar todo tipo de comida chatarra (papas, fritos, sodas, etc.) que podemos comprar en cualquier parte, no sólo ahorramos dinero, sino también sodio y grasa a nuestro cuerpo.